La publicidad subliminal III

La publicidad subliminal nace de forma oficial en el año 1956 en Nueva Jersey cuando James Vicary intercaló dos fotogramas en una película, uno de ellos era un anuncio de Coca Cola y otro una foto de unas palomitas de maíz. Estos fotogramas, que eran imposibles de ver a simple vista provocaron un incremento en la venta de refrescos de cocacola de un 18% y de un 58% en la venta de palomitas. Si realmente esos dos fotogramas provocaran esos porcentajes sería terrible, ya que seríamos enormemente influenciables, pero hay que tener también en cuenta que aumentaron la temperatura de la sala para que la gente tuviera calor, y pusieron unos anuncios a la entrada.Uno de los mejores ejemplos de publicidad subliminal lo tenemos en la foto de estas dos latas de Pepsi, unidas forman la palabra SEX. La publicidad muchas veces intenta recrear situaciones agradables y casi siempre usan motivos sexuales para conseguirlas.Es difícil determinar el grado de influencia que ejerce este tipo de publicidad en el individuo, pero lo que si está claro es que a mayor consciencia menor manipulación.A pesar de que está terminantemente prohibida, la publicidad subliminal se utiliza a diario ya que muchas veces es imposible determinar el margen entre la publicidad legal y subliminal.
Este ejemplo es clásico en el mundo de la subliminalidad. Publicado en una revista norteamericana pasó un test con varones y mujeres en donde una gran mayoría dijereon sentirse "erotizados" por la imagen (todos estos datos según el autor del libro). El autor justifica el impacto subliminal debido a los altos costes de inversión de los publicistas y la necesidad de crear un impacto mayor en el consumidor. Existen varios elementos subliminales en la imagen: En los cubos del vaso se distingue claramente la palabra SEX. El tapón de la botella sugiere una erección. Existen varias sombras y reflejos repartidas por el vaso y la botella que sugieren varones y mujeres.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.