Manipulación y engaño

H. Schiller establece que “cuando los directivos de los medios de comunicación producen deliberadamente mensajes que no concuerdan con los elementos reales de la existencia social se convierten en manipuladores de cerebros. Los mensajes que generan intencionalmente una imagen falsa de la realidad y que producen una conciencia que no puede captar – o que rechaza voluntariamente – las condiciones reales de vida, personales o sociales, son mensajes de manipulación”.
Para que la manipulación sea eficaz no debe haber prueba de su presencia. Cualquier persona que se sepa manipulada por un determinado medio de comunicación debería de estar alerta para descubrir sus mecanismos, de lo contrario, dejará de ser un sagaz descubridor de este tipo de mensajes.

La manipulación se vale de diferentes técnicas con el fin de lograr un poder de convocatoria determinado. Las técnicas de manipulación tienen en cuenta tanto las características de personalidad de cada individuo como las características de su situación o contexto. Los mensajes manipulativos se basan en no permitir que el individuo se defienda.
Existen cinco formas básicas de manipulación:
1. La manipulación de ideas: Se modifica la sucesión lógica del pensamiento y se introducen juicios y criterios ajenos al afectado. (Ejemplo. Suponte que te quedas embarazada sin estar casada..., pero tu suponte)
2. La manipulación de las necesidades: Se modifican criterios que permiten considerar imprescindibles a lo superfluo alterando la concepción de necesidad.
3. La manipulación del sentimiento: A través de sentimientos inducidos se logra bloquear los pensamientos razonados facilitando que el manipulador pueda llevar a cabo sus objetivos.
4. La manipulación de la uniformidad colectiva: La homogeneización de ciertos comportamientos sociales es aprovechada para establecer una normativa general.
5. La manipulación de los símbolos: El subconsciente puede ser manipulado a través de la modificación de ciertos símbolos.

Los medios de comunicación en general, pero sobre todo la televisión, generan la pasividad de tal forma que imposibilitan cualquier tipo de acción social si no se trabaja con posterioridad a la emisión de un programa, sugiriendo actividades al grupo receptor.
“Uno de los detalles típicos de la televisión – dice R. Arnheim – consiste en que usted la enciende y luego acepta lo que venga. Esto implica una actividad extraordinariamente pasiva por parte del espectador. No importa lo que emana del aparato: puede ser un programa en idioma extranjero, quizás algo en lo que uno no tiene el menor interés, algo que no le estimula, que no le induce a reaccionar, pero que sencillamente elimina la necesidad de estar mentalmente activo. Su cerebro está atareado en algo que no le compromete. Los sentidos, que en otras ocasiones tendrían la obligación de hacer algo activo, están ocupados”.
Una de las funciones que tiene la televisión a escala mundial es el aturdimiento de la conciencia crítica. La tecnología provoca una fascinación en el receptor con la consiguiente reducción de sus mecanismos de defensa.
Hay otro tipo de manipulaciones situadas debajo del umbral de percepción que llamaremos subliminal. En este caso, una persona se ve influenciada sin que exista una percepción consciente de ello.
Existen seis procedimientos para crear mensajes subliminales:
Imágenes escondidas: son figuras implícitas, envueltas en otras figuras explícitas, normalmente no visibles a simple vista, cuya captación exige un modo de mirar distinto al habitual.
Ilusiones visuales: se crean mediante el juego entre líneas y espacio en blanco de tal modo que las líneas componen unas figuras y el espacio entre líneas compone figuras diferentes. Normalmente solo se perciben las figuras convencionales.
Doble sentido: se trata de frases o imágenes que aparentemente tienen un significado plano, pero que en realidad encierran un doble mensaje. De todos los procedimientos, y en su vertiente textual, es quizás el más utilizado en publicidad.
Emisiones de ultrafrecuencia: esto se hace mediante la proyección de imágenes o audio a gran velocidad que no serían perceptibles sino rastreando plano a plano la película o cinta.
Luz y sonido de baja frecuencia: Sirven para inducir una percepción selectiva en el receptor, enfocando su atención sólo hacia determinados elementos del mensaje y pasando el resto inadvertidos.
6. Ambientaciones de luz y sonido: bien conducida y sumada a la imagen orienta la percepción de los receptores

En televisión la manipulación no se limita sólo a publicidad sino también a los programas de ficción y los de información.
Como muy bien dice Humberto eco “rige la opinión generalizada de que los programas informativos poseen relevancia política mientras que los de ficción tienen importancia cultural y, como tal, no son de competencia política”.
Si analizamos un telediario y queremos averiguar hasta que punto nos están manipulando sería interesante preguntarse primero:
1. ¿Qué cantidad de noticias ofrece un telediario?
2. ¿Cómo las da?
3. ¿En qué medida y de qué modo ofrece la información?

- Los responsables de los telediarios ofrecen muchas noticias y desechan otras. Utilizan un criterio de selección previo.
- Las noticias se articulan por secciones: nacional, internacional, deportes, sucesos... En el ordenamiento de las noticias subyace un principio de valoración. (FÚTBOL y MÁS FÚTBOL)
- A cada una de las noticias se le dedica un determinado espacio de tiempo. Algunas llevan imagen incluso.

Algunas de las formas en que se produce la manipulación de los telediarios – según Umberto Eco – se dan por:
- Introducción de inflexiones, u observaciones explícitas a propósito de una noticia.
- Comentar sólo aquello que se puede o se debe comentar.
- Poner la noticia incómoda donde nadie la espera ya.
- Ofrecer la noticia completa sólo cuando la prensa del día siguiente o los otros medios de comunicación la hayan difundido.
- No decir las cosas por su nombre. Se comenta un episodio pero sin ir directamente al asunto.
- Manifestarse sólo si el Gobierno ya se ha manifestado.
- No omitir jamás la intervención de un ministro.
- Dar sólo oralmente las noticias importantes, sin ningún tipo de imágenes.
- Ofrecer imágenes de las cosas importantes si ocurren en el extranjero.

Métodos para defenderse de la manipulación:
1. Saber de qué forma se está realizando la manipulación.
2. Ser independiente o estar agrupado en asociaciones que puedan solidarizarse en la lucha contra-manipulativa. (estrategia de atacar a las sectas peligrosas. Con ello se consiguió lo siguiente. Los jóvenes perdieron interés por asociarse en grupos organizados, o por lo menos los padres no les dejaban, se comenzó con la cultura del botellón. Prevalece la cultura de la pandilla sobre la de la asociación con un determinado fin (salvo los clubs deportivos), se consigue así desarticular cualquier posible agrupación con posibilidad de organizarse e ir contra el poder establecido. Pan y circo, que de la política ya nos encargamos nosotros.)
3. Desarticular los mecanismos sugestivos y de fascinación de los medios de comunicación.
4. Establecer una resistencia activa a los procesos y mecanismos de manipulación.
5. Establecer una estrategia con el fin de generar un proceso antimanipulativo

Crear cultura, no consumirla. Pequeños periódicos locales, radios locales, teleteatros, etc.

1 comentarios:

luis e lara 31 de mayo de 2014, 14:13  

Esto es lo que esta sucediendo con el Deporte profecional de to tipo !!!lavado de celebro a los humanos con mentes deviles !!! Alguien tiene que hacer algo por salbar a la humanidad !!! Se matan se pelean y es solo que los tienen controlados por la televicion y anuncios para lavar celebros !!! 1956 eran las palomitas o rositas de maiz en los cines !!! Las proibieron pero regreso con mas fuerza y esta en los deportes profecionales !!! We Need Help Yesss !!!!

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.